Un orgullo romantizado

Junio: Un mes donde todes quieren hablar de nuestras identidades, para vender y figurar. Un mes en el cual las disidencias sexuales y de género dejamos de ser invisibilizadas y marginalizadas para aparecer por arte de magia en todas partes, brotando como flores y teniendo vidas «felices y orgullosas». Por un mes, sólo uno, quieren darle plataforma a nuestras historias. Visibilizar nuestras realidades. Por un mes todo es color rosa, color arcoiris.

Por un mes se le hace creer al mundo que ser trans o cualquier disidencia de genero/sexual, es super bienvenido y celebrado en todas partes. Que es cool, que es seguro. Un mes entero en el que muches olvidan nuestra historia. Desconocen cuál es el origen de esta conmemoración. De esta lucha que lleva más de 50 años.

Un mes que debería convertirse en años.
En visibilidad permanente pero con garantías y derechos.
En celebración pero con protección. En Información en vez de trivialidades en función del capitalismo. Que dejen de reducir nuestras realidades y las problemáticas que enfrentamos, a una fiesta o a una estrategia de marketing.

No olvidemos que en muchas partes del mundo las Personas Trans y todas las disidencias de género/sexuales no pueden vivir de manera libre y «orgullosa». Que nuestros derechos son vulnerados. Que nos asesinan a diario por ser lo que somos.  Que el sistema nos quiere aniquilar y muchas veces no hay nada que celebrar.

Para las disidencias de género/sexuales, el orgullo no siempre está presente. Muchas veces es todo lo contrario… nos enseñan a avergonzarnos de nosotres mismes. A internalizar aversión hacia lo que somos. Nos obligan a escondernos para protegernos. A pasar desapercibides para sobrevivir.

Mostrarnos abiertamente frente al mundo, existir y nombrarnos como lo que somos no siempre es una celebración, ni una fiesta llena de colores y banderas. Todo lo contrario… Es casi una condena que implica miedo, violencia, exclusión, marginalización.

Aún así, muches lo hacemos. Buscamos maneras de desaprender ese odio y esa vergüenza. De borrar de nosotres todos los comandos sociales que nos hacen creer que no somos dignes de amor, de respeto, de derechos. Luchamos. Encontramos formas de cuidarnos, de construirnos, de generar lazos, redes de apoyo, familias. De Amamos. Y eso claro que lo celebramos.

Resistimos y le mostramos al mundo que estamos en todas partes.
Que nuestras vidas son igual de válidas que cualquier otra.
Que nuestras historias  deben ser contadas no sólo un mes, que nuestras vidas deben ser protegidas. Siempre. En todas partes!
No solo cuando le servimos al capitalismo.

Que queremos ser libres del sistema cis hetero-patriarcal.
Que queremos dejar de vivir con miedo. Que queremos un mundo donde orgullo y visibilidad no sean sinónimo de aniquilación.

–––––––
*Crédito de portada: «PRIDE para Refinery29» por Stephanie Gonot

Por Vida Quir

(ella) Mujer trans, queer colombiana. IG @transtelar proyecto personal que busca la erradicación de la violencia hacia las disidencias de genero, con información, reflexiones y poesía.