Mutación: Universo Evolución

La pandemia ha sido el ocaso de nuestras vidas, o pretendía quizás serlo al principio. Al paso del tiempo todas esas actividades que hacía a diario en mi vida laboral, creativa y socio afectiva sufrieron una primera transformación.

Es raro pensar en cómo el territorio y esa zona de confort en la cual creíamos que era la más indicada para nosotres –espacios físicos y personas que habitábamos comúnmente– se incendió para dar vida a otro fractal que nos hizo reivindicarnos  como individuos. 

El apocalipsis de mi vida, se resume a meses de encierro lidiando con mis propios temores y fantasmas que venían de una lucha social que me marcó profundamente en lo creativo y personal desde el estallido social. Me abrí a un proceso de adaptación que todes vivimos en algún momento de la existencia.

Aprender a soltar fue imprescindible
~ Todo aquello que tenía como objetivo o plan para mi camino se derrumbó, con ello se cristalizaron personas, recuerdos, amores y pensamientos de lo que significó y guardo con nostalgia, justamente allí es cuando parte la mutación, creo totalmente que las cosas que uno hace y que dejan huellas se sustentan de nuestros hechos. Esa mutación comenzó a tener imágenes, que llegaban a mi mente justo cuando caía la noche y miraba el techo de mi dormitorio sin entender lo que ocurría; como hermosos unicornios en valles pantanosos en donde al final del horizonte se ve un arcoíris; como rosas carmesí saliendo de mis heridas desde mi piel; como lágrimas de diamantes y  pepitas oro cayendo de mis ojos; como papeles de otras épocas en formas de mujeres, como dagas y hachas incrustadas en nuestros corazones y cabezas; como llamas de fuego volviendo a encenderse después de no haber nada dentro de mi ser.  

La pandemia hizo que me reconfigurara desde la identidad
~ Descubrí, que cada momento había sido necesario para poder encender mi alma, cambiar esa forma escueta de ver a mí alrededor y con quien compartía mi tiempo. El camino más difícil de encontrar es el que te lleva devuelta a tu centro. Ahí está lo más importante, tu sexualidad, tu despertar y tu deseo. Que nunca falte el deseo, es el motor más importante para vivir seas lo que seas.
~ Sentarme en mi taller a crear durante la cuarentena me dio el entendimiento de muchas cosas que había olvidado. El ejercicio de crear composiciones es un viaje hacia el interior, escarbar, en donde me reencuentro con mi propia biografía. Se transforma en un espacio de reflexión y creación de pensamientos en relación a lo que me interesa hablar, compartir con el otre o incluso manifestar, mis pasiones, dolores y disgustos con lo que el último tiempo he sobrevivido. El Arte y mi sagrado corazón LGTBQIA+ serán un arma para luchar contra lo dogmático, lo normativo, romper esas cadenas sociales que nos imponen y discriminan.

Las mutaciones nunca dejan de ocurrir, vienen una tras otra, son cambios de paradigmas que toda sociedad vive constantemente, es la aceptación, es la tolerancia, de todas nuestras ideologías y cuerpos, para con los demás y con une misme. La supervivencia no pasa solo por cambios genéticos, sino que también por fenómenos culturales, de allí podemos hablar de una mutación mucho más profunda. Los seres humanos deliberan acerca de su condición y, al hacerlo, adaptan su naturaleza,  una poderosa razón para mantener una visión dialéctica de la relación entre los genes y los humanos. Tenemos una necesidad etimológica por crear nuestra propia realidad y así sobrevivir a ella, la evolución de la especie pasa no solo por la sangre, también por el espíritu, la cultura y por los entramados que ella establece con el mundo.

Creo que la visibilidad es la bandera de la evolución humana, es el camino de estrellas que brilla más fuerte que nunca. La sangre de mi sangre que pesa y trae consigo años de experiencias de mis antepasados, mi propia genética multicolor mutando, que hoy se conjugan en mis micro células para dar vida a un nuevo universo, a un nuevo paradigma que busca levantar nuevas imágenes, nuevos dioses, nuevos manifiestos en donde la vida sea justa, libre de críticas y llena de emociones puras. Sin mutación no habría cambio, y sin cambio la vida no podría evolucionar.

Por Alvaro Agreda

Actor / Director de Arte / Artista Visual @universodelolita