Empatía como Mutación

La empatía (del griego ἐμπαθής, «emocionado») es la capacidad de naa, broma. Que poco empático de mi parte, comenzar con info de wikipedia, PERO…

¿Se puede realmente ser empátique? Onda for rial empátique, o ¿es solo un lindo, lindo ideal? 

¿Se puede empatizar con el/los dolor(es) de quienes niegan la esencia de mi ser y de las bellezas humanas que somos cuir, afrodescendientes, o simplemente diferentes?

Hace unas semanas me enojaba e indignaba con el TERFismo1 irremediable de J.K. Rowling2, y de cómo justifica su forma de pensar y sentir respecto de la comunidad trans –a través de un ensayo, muy bien escrito– alegando experiencias personales súper jevi, revelando que sufrió abusos sexuales y violencia machista tanto en su juventud, como en su primer matrimonio. Es algo terrible e injustificable la misoginia que viven las mujeres, pero en sí misma no justifica un discurso transfóbico, porque son dos cosas distintas.

El hecho, por lejano que parezca, me puso en un lugar complicado e hizo preguntarme: ¿Puedo evitar empatizar con sus vivencias, con sus traumas y la violencia que sufrió, si al mismo tiempo, ella es incapaz de empatizar con mi realidad y la de miles SERES transexuales? ¿Cómo es posible que una persona como ella (educada y famosa) generalice sobre nuestras realidades, desde el desconocimiento e ignorancia de los abusos y violencias que a nosotres nos ha tocado vivir? ¿Es capaz de empatizar con la opresión que vive un ser trans-mutante3 en un mundo hegemónico heterocis-normado?

En su momento pensé que no; nicagando puedo empatizar con ella, por mucho que mi naturaleza me dirija a ese lugar. Acá no estamos hablando de la paradoja de la tolerancia4, si no de una característica humana (más animal incluso que algo sólo propio de nuestra especie) donde tendemos a sentir propias las luchas, los dolores, las esperanzas y las vidas de nuestres pares, pero ¿debiésemos ser empáticos a tal punto de, poner en segundo lugar nuestras propias vivencias y tolerar la negación de nuestro propio ser?

La verdad, es que tiendo a pensar que no. Que la lucha cotidiana de salir a la calle, a aventurarnos contra una sociedad demasiado prejuiciosa y tendiente a una violencia silenciosa no permite que nos callemos. Ser disidentes en una idiosincrasia hegemónicamente hetero-pratriarcal ES automáticamente ponernos en una posición de lucha. Vivir exigiendo nuestros derechos básicos ES activismo. Plantarnos firmemente ante las miradas que nos quieren deportar, que nos quieren enjuiciar por expresar nuestras identidades libremente nos hace ser mutantes. 

No puedo entonces sobrevivir empatizando con quiénes son autores de la violencia que nos exilia. No podemos permanecer callades, con la cabeza gacha frente a consignas de negación de nuestras identidades y expresiones de parte de quienes ejercen poder en nuestra sociedad y en nuestros territorios. 

Entonces recaigo en la paradoja de Popper: No por enaltecer la tolerancia se puede tolerar a quienes no toleran y pasan a llevar la existencia de otres (valgan todas esas redundantes redundancias).

Porque empatizar es emocionarse para/con tu igual; reconociendo la base de todo aquello que nos constituye igualmente humanos.

Por eso es tan mega emocionante recordar cuando estábamos todes en Plaza Dignidad, empatizando unes con otres, luchando nuestras propias luchas y las de nuestres vecines y no; amigues y no. Cuando marchamos a la par de quienes sostenían sus propias banderas, que también marchaban, sin saberlo, sosteniendo las nuestras y con la cabeza arriba. Eso es empatía. Esa es nuestra lucha! 

–––––––
(1) TERF, acrónimo del inglés (Trans-Exclusionary Radical Feminist) significa «Feminista Radical Trans-Excluyente» y es utilizado para describir a una sección del feminismo radical que excluye a las mujeres transgénero del feminismo porque considera que no son mujeres.
(2) En un largo artículo publicado este miércoles en su web, Rowling señaló que cree que cambiar de sexo «será una solución para algunas personas con disforia de género«, pero criticó que un hombre que no tenga la intención de operarse o tomar hormonas pueda ser reconocido como mujer:
“Si el sexo no es real, no hay atracción hacia el mismo sexo. Si el sexo no es real, la realidad vivida de las mujeres a nivel global se borra. Conozco y amo a las personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchas personas de hablar de sus vidas de manera significativa. No es odio decir la verdad”
(3) Ser trans-mutantes hace referencia al juego de palabra y concepto del colectivo/editorial que pertenece y adscribe al movimiento lgtbqia+.
(4) La paradoja declara que si “una sociedad es ilimitadamente tolerante, su capacidad de ser tolerante finalmente será reducida o destruida por los intolerantes”. Por tanto, aunque parece paradójico, para mantener una sociedad tolerante, “la sociedad tiene que ser intolerante con la intolerancia”, concluyó el filósofo Karl Popper en 1945.

Por Dani Varas

(ella) Trans-lesbo-feminista.